prometeEl Campus Promete salió derrotado de si visita a Zaragoza por 81-61 ante el Mann-Filter en una encarnizada lucha por eludir los puestos que marcan el descenso de la categoría. La gran defensa de las mañas, sumado a su gran acierto desde la línea de tres puntos (10/22), hizo que las locales fueran por delante durante todo el encuentro y las riojanas apenas tuviesen opciones de hacerse con la victoria a partir del tercer cuarto.

Después de la derrota (70-78) de Embutidos Pajariel Bembibre ante Spar Citylift Girona, pasaron por la sala de prensa del Bembibre Arena, el técnico local, ‘Chiqui’ Barros, una de sus jugadoras, Berta Chumillas, y el preparador visitante, Ramón Jordana, que ofrecieron sus visiones de un encuentro que estuvo muy marcado por la actuación de una pareja arbitral que tuvo varias decisiones que condicionaron el desenlace del duelo.

En un duelo en la zona baja de la tabla, el Mann-Filter zaragozano derrotó ayer por 20 puntos (81-61) al Campus Promete, de Logroño, en el cierre de la decimoctava jornada de la Liga Femenina de baloncesto, tras la que siguen en puestos de descenso el equipo riojano y pasa a ser el colista, el Al-Qázeres Extremadura.

El gerente de Perfumerías Avenida mostró su total indignación a trato recibido por parte de la Federación Española tras "la protesta iniciada con la cacicada de dar otra vez la Copa de la Reina a Madrid. No me gusta nada el cariz que está tomando esto", dijo.

El entrenador de Perfumerías Avenida ha indicado tras la victoria del equipo que la clave fueron las 21 pérdidas de la primera parte, al tiempo que no quiso entrar en polémicas sobre el arbitraje.

avenidalaseu

 

 

 

bembibregirona

 

 

 

granca rivas

 

 

 

ferrolcaceres

 

 

 

upvconquero

 

 

 

El CD Zamarat cayó derrotado ante el Gernika, un rival teóricamente superior, pero ante el que opuso muy poca resistencia, sobre todo en ataque. El equipo naranja echó en falta a varias jugadoras en evidente baja forma y a su segunda base, Marina Delgado, especialmente en diversos momentos en los que la intensa presión en toda la cancha del equipo vasco le complicó enormemente las cosas.

Hay que ver lo que puede cambiar la cara de un equipo una sola victoria. Pero cuando se consiguen pocas y además llegan fichajes que aportan desde el primer día, como Jennifer George y sobre todo Nina Bogicevic, es inevitable que eso ocurra.