El Al-Qazeres tiene nueva pívot, ya que su juego interior se había quedado debilitado con la marcha por motivos personales de Andrea Ríos. Se llama Clara Solé, es catalana y, pese a tener solo 23 años, ya ha jugado en países como Estados Unidos (estuvo en la universidad de Siena de 2010 a 2013), Alemania (Chemcats Chemnitz 2013-14) e Italia (Vicenza 2014-15). En esta temporada, su destino era el Madeira portugués, pero el equipo cacereño de la Liga Femenina 2 ha arrancado un acuerdo para conseguir sus servicios.

Su última experiencia en España se remonta a la campaña 2009-10 con el Segle XXI de Barcelona, el club en el que por entonces trabajaban juntas las mayores promesas de España.

Clara Solé ya entrenó ayer con su nuevo equipo, con el que podrá debutar el próximo sábado ante el Ciudad de los Adelantados de Tenerife. Se une así a un cuarteto pívots que completan Julie Forston, Marieme Cisse y Silvia Romero. Mide 1,85 y una de sus principales características en su capacidad de lucha.

El Al-Qazeres ha terminado satisfecho de su pretemporada, resuelta con tres victorias en otros tantos partidos frente a equipos de su misma categoría: Air Europa Palma, Alcobendas y Badajoz. La rápida adaptación de los fichajes alegra especialmente.

elperiodicoextremadura.com