España ha empezado el EuroBasket de la mejor manera: con una victoria. Lo ha hecho sobre una combativa Hungría, que conseguido su propósito de llevar el partido a la incomodidad. Pero la Selección ha sido claramente superior. Hoy espera Ucrania (15:00, Teledeporte)

Una España arrolladora de salida (18-8)
Mejor arranque imposible: 8-0 en apenas tres minutos en base a una defensa sólida y verticalidad ofensiva con la que España ha arrollado a Hungría de salida. Dominando el rebote bajo ambos aros, con una excelente circulación de balón y la máxima concentración, la Selección ha interpretado a la perfección lo de empezar a tope desde el salto inicial. Los primeros 2 puntos de las húngaras no han llegado hasta el minuto 3.

Sólo un par de imprecisiones en el pase con la consecuencia de balones perdidos han dado cierto aire a Hungría, que en el intento ha visto cómo les caían las dos faltas a sus dos ‘torres’, primero Krivacevic y poco después la 2.08 Hatar.

Un 2+1 impecable de Sancho y el único triple español de este primer cuarto han vuelto a abrir brecha y Silvia Domínguez ha puesto la máxima diferencia en la última acción del periodo.

Un cuarto espeso pero sin perder el control (12-13)
El inesperado 0-4 con el que se ha iniciado el segundo cuarto lo ha cortado España de nuevo con un excelente nivel defensivo y la salida en contraataque cuando ha tenido oportunidad. Y un espectacular 2+1 de Leo Rodríguez ha marcado la mayor diferencia del primer tiempo (25-12), en el que Mondelo ha ido moviendo el banquillo aprovechando el marcador.

Pero el partido ha ido perdiendo fluidez, los dos ataques se han espesado, ambos equipos han alternado la defensa zonal, y de todo ello han sacado más rédito las húngaras, que sin jugar a un gran nivel han ganado el parcial del cuarto.

En esos minutos de imprecisiones y errores, España ha fallado canastas que parecían fáciles y ha acabado perdiendo su máxima ventaja. Pero no ha cedido el control real del partido porque ha seguido dominando el rebote. En resumen: +9 al llegar al descanso, aunque sin perder las buenas sensaciones y dando España una imagen de clara superioridad. El único pero de los primeros 10 minutos, la poca puntería desde la línea de 3 puntos, pero compensada con dos acciones de 2+1. Entre Sancho y Alba, 16 puntos.

+12 gracias al dominio del rebote (13-10)
Era muy importante empezar sumando el segundo tiempo para no dar margen a las húngaras, y así lo ha hecho España, con una canasta de Sancho tras rebote ofensivo. Pero a la Selección le ha costado recuperar el ritmo de los primeros minutos del partido. Lo ha compensado de nuevo desde la defensa (Hungría, sólo 3 puntos en 6 minutos) y ganando casi todos los rebotes.

Las húngaras lo han vuelto a intentar con defensa zonal pero no lo han logrado porque de la mano de Laia la Selección ha seguido moviendo bien el balón y encontrando buenas posiciones de tiro. Hasta que ha llegado el segundo triple, de la muñeca de Anna Cruz (39-26), al que ha seguido un canastón de Bea Sánchez en el poste bajo, los primeros 2 puntos de la debutante.

Pero Hungría no ha dejado de luchar, y España no se ha encontrado especialmente a gusto en un partido que ha seguido siendo poco lucido, poco fácil de jugar. Con todo, y a pesar de los dos tiros libres fallados por Silvia a falta de 9 segundos, +12 al sonar la bocina.

Tres triples seguidos para sentenciar (19-17)
El último cuarto ha empezado de nuevo en la incomodidad, con poca fluidez y errores por parte de ambos equipos. Pero poco a poco España ha ido imponiendo su mejor ritmo y nivel, haciendo de la paciencia virtud y buscando al velocidad y el contraataque.

Un triple de Leticia (48-33, minuto 34) ha acabado por soltar al ataque español, que ha encadenado dos canastas más desde la línea, de Xargay y Alba, que han llevado el marcador hasta un 54-38 (minuto 36) que ha sido el verdadero final del choque.

Así, España ha empezado el campeonato de la mejor manera: ganando con autoridad un partido nada cómodo, trabajando en equipo y sin más desgaste del necesario –sobre todo pensando en el partido de mañana, con menos de 24 horas de recuperación- y dejando claro que ha llegado a este EuroBasket con la máxima ambición.

 

Diez puntos, tres rebotes y tres asistencias. Alba Torrens afirmaba después de la victoria ante Hungría que “teníamos claro que sería un partido duro… como lo serán todos. Empezar un Campeonato nunca es cosa fácil porque hay que superar muchos obstáculos. Hay que sacar lo positivo que es la primera victoria, aunque se pueden sacar aspectos a mejorar.”

Torrens añadió que “cada victoria es importante, y es muy importante empezar ganando. No tenemos ni 24 horas para preparar el siguiente partido. También hemos pensado en eso porque, como se ha visto hoy, Ucrania será un rival durísimo.”

Sancho Lyttle: “Estoy orgullosa de este equipo”

17 puntos y 12 rebotes para la pívot internacional, que ha sido la mejor jugadora del partido de debut. “Era importante empezar bien el torneo y vamos a jugar cada minuto lo mejor que podamos. En mi caso, saben que tengo que ir entrando en el juego más despacio, pero estoy orgullosa de este equipo.”

Lucas Mondelo tenía claro que el “primer partido siempre es muy difícil. Es un partido de control de emociones. Hungría es un buen equipo y nosotros  hemos salido bien al campo pero con poco acierto de cara al canasta.” También quiso asegurar que “en defensa hemos estado bastante bien, no nos han anotado demasiado, controlando a Vandersloot. Creo que hacíamos muchas ocasiones pero no metíamos, como se dice en el fútbol.”

También sacaba conclusiones positivas, por ejemplo “el partido nos ha permitido rotar y descansar porque mañana tenemos un partido durísimo. Tenemos que ajustas cosas en ataque, jugar con menos ansiedad pero para ser el primer partido, estoy contento”.

Sobre Ucrania sentencia que “es uno de los tapados del Campeonato. En la fase de clasificación quedó imbatido ganando a Serbia en Belgrado, que son palabras mayores. Tiene jugadoras capaces de postear, tirar de tres, defender a un pívot… y juegan con la distancia de ‘puedo tirar o puedo penetrar’.  Será un partido muy difícil.”


FEB
foto: FIBA