"Haz de tu vida un sueño y de tu sueño una realidad." Este es el lema que tiene Anna Cruz, la base badalonesa de las Minnesota Lynx, que se han clasificado para la final de la NBA femenina en eliminar las Phoenix Mercury de la gerundense Marta Xargay. Ambas consiguieron un hecho sin precedentes en el baloncesto catalán en enfrentarse en una final de conferencia y ahora Cruz toma el relevo de Marina Ferragut, que en 2000 también fue en la final de la WNBA a pesar de no jugar ningún minuto. En el segundo partido de la final de la conferencia oeste vencieron a domicilio 71-72 con una actuación memorable de Maya Moore, que estableció el techo en un play-off con 40 puntos. Anna Cruz explicó ayer emocionada lo que ha logrado: "Hemos pasado muchas cosas durante la temporada (lesiones, cambios ...), nadie nos ha regalado nada; el primer objetivo era llegar a la final, ahora tenemos que rematar el trabajo ". La badalonesa es consciente de que está viviendo un hecho sin precedentes:" No sé si volveré a vivir algo así en toda mi vida, así que lo quiero disfrutar al máximo! Marta Xargay me deseó mucha suerte. "

Contra viejas conocidas

Y ahora la final la disputarán contra las New York Liberty, equipo donde jugó el curso pasado Anna Cruz, o las Indiana Fever. Del equipo donde jugó la base badalonesa el año pasado todavía hay Carson, Rodgers, Charles y Cash. Cruz ha hecho unos promedios de 8 puntos, 3,6 rebotes y 3 asistencias, y 29,1 minutos de media en la liga regular; Xargay ha acreditado 3,9 puntos, 1,8 rebotes y 2,4 asistencias en 17,5 minutos.


lesportiudecatalunya.cat