El equipo lucense perdió por la mínima ante el Campobasso tras desperdiciar una ventaja de seis puntos en los últimos dos minutos

 

El Durán Maquinaria Ensino se jugará el pase a la fase de grupos de la Eurocup femenina en el encuentro de vuelta que se jugará en el Pazo dos Deportes de Lugo el próximo jueves 30 desde las 20.15 horas. El conjunto lucense perdió este jueves por un punto (65-64) ante el Campobassoitaliano en un partido en el que estuvo realmente bien en la segunda mitad. Sin embargo, sus errores en varias acciones en los últimos tres minutos lo llevaron a desperdiciar una ventaja de seis puntos (58-64).

La primera mitad fue un cúmulo de despropósitos entre dos conjuntos con muchos problemas para anotar, principalmente para un Ensino que no estaba cómodo y fallaba acciones muy cerca del aro. En esa primera mitad, Sofía da Silva fue la más acertada en un equipo lucense que se mostraba nervioso y sin mucha confianza en el tiro. Un 24-16 deja a las claras que los ataques no estuvieron nada bien, con un dato llamativo: 0 de 13 entre ambos conjuntos en los tiros de tres puntos durante la primera mitad.

La segunda mitad ofreció un Ensino completamente diferente. Las pupilas de Miguel Angel Ortega se soltaron y llegó el acierto, lo que les permitió remontar con un parcial de 4-14 (28-30, m.24) e incluso llegar al final del tercer cuarto por delante (40-44) gracias a la aportación de jugadoras como White y Van den Adel.

Fueron también unos minutos en los que Alba Prieto y Orsili encontraron el acierto desde la línea de tres puntos y es que los lucenses anotaron siete en la segunda parte. Todo hacía indicar que el partido se podía ir del lado lucense (58-64, m.37), pero ahí llegaron dos errores en ataque y una falta concedida con tres puntos que le permitieron a las italianas dar la vuelta al marcador: 65-64.

Fue un final desafortunado para un Ensino que mejoró notablemente tras el descanso tras una primera parte para olvidar. Fue mejor que su rival en el intercambio de canastas, pero la inexperiencia y los nervios le jugaron una mala pasada. Con esa diferencia, un punto, todo queda en juego para una vuelta que las lucenses afrontarán con el calor de su público y con la previsible participación de Tamara Abalde, que no participó en Italia.

elprogreso.es
foto ENSINO