El técnico dispone de toda la plantilla para recibir en La Fonteta al Basket Namur Capitale

 

Valencia Basket afronta la segunda jornada de la fase de grupos de la EuroCup Women recibiendo a Basket Namur Capitale, en el que será el primer partido europeo del conjunto femenino en la Fonteta esta temporada. Rubén Burgos valora cómo llega el equipo.

El combinado taronja afronta una dura semana con tres partidos. “Tenemos en mente toda la semana que es exigente física y mentalmente, pero sobre todo con mucha ilusión. De nuevo Eurocup en casa con nuestro público y el viernes jugarte un título también delante de tu afición es super ilusionante. Tenemos que preparar e ir día a día porque creo que los equipos vendrán a dar el cien por cien contra nosotras, especialmente Namur desde el principio. No pudo ganar en la primera jornada y va a pelear todas sus opciones en el grupo de Eurocup”, indica el entrenador.

Respecto al Basket Namur, primer rival que repiten en competición europea, explica que “ha cambiado el equipo desde que se enfrentaron a nosotras hace dos temporadas y de la pasada a esta ha cambiado de entrenador. El seleccionador Mestdagh dejó el equipo y cuatro o cinco de sus jugadoras del quinteto inicial son nuevas esta temporada. La dirección de Carpreaux será importante, ya que es una jugadora experta a la que ya nos enfrentamos con Castors Braine. Su potencial interior, sus dos jugadoras interiores son versátiles, físicas y creo que nos van a exigir bastante en esa línea. Nosotras estamos preparando el partido pensando en nuestras fortalezas, en crecer como equipo y en seguir la buena línea que el equipo ya demostró en la Fonteta contra Gernika”.

Rubén Burgos admite que tiene a todas las jugadoras disponibles, aunque “molestias hay y los servicios médicos me informan a diario. Después de cada sesión hay tratamientos, hay precaución, hay diferentes ritmos y cargas para cada sesión, pero creo para el partido tendremos a toda la plantilla apta”.

Sobre el papel de la Fonteta en una semana con 2/3 en casa, el técnico destaca que “se notó desde el calentamiento el día de Gernika. Ayer mismo teníamos la noticia de que los abonados también van a poder venir al partido de Supercopa de Europa y es una muy buena noticia. Estamos encantados de jugar con nuestro público porque eso nos da mucha más fortaleza”.

superdeporte.es
foto VBC