Lee la doble crónica del encuentro

 

MÁGICAS


Gran partido del equipo salmantino (77-63) con una sublime Silvia Domínguez comandando a su tropa para apuntarse el primer partido ante Girona. Un paso más o uno menos pero queda mucho aunque si hay un equipo capaz de hacerlo realidad es el que empuja la marea.

Las leyendas nos ayudan a explicar el mundo y nuestras experiencias vitales de una manera menos científica, pero más onírica, emocional y sensitiva. Cada país tiene las suyas y hay una en México que es muy conocida la de Tepoztécatl, el héroe que da una lección de superación y supervivencia porque desde su nacimiento, cuando fue abandonado en un hormiguero, fue capaz de superar cualquier obstáculo de la vida. La magia y el desarrollo de sus dones entraron en juego hasta que finalmente gozó de reconocimiento y ostentó los títulos. Tepoztécatl es puesto como ejemplo de resistencia, de perseverancia, de fe y de compromiso con los suyos. Hablamos de una leyenda lejana pero situándonos en el hoy y en nuestro deporte, si alguna vez se puede convertir en realidad es de la mano de Perfumerías Avenida.

Si algo ha hecho en las últimas semanas Perfumerías Avenida ha sido un auténtico ejercicio de supervivencia, superando partidos con éxito a medida que iba perdiendo efectivos. Desgastándose sin dejar un ápice de fuerza en la reserva y, pese a eso, superando a rivales con un juego propio de un equipo en plenitud. Y después de mil obstáculos llegaba el mil uno, el más difícil todavía porque afrontar una clasificación para la Final Four exige lo máximo y más cuando el rival tiene todo lo que tú puedes echar de menos en este momento, fuerza de sobra.

Entrar bien en partido frente a Girona era importante para mantener el nivel de confianza que ha conseguido adquirir el equipo en las últimas semanas a base de superar esas sucesivas adversidades. Era evidente que el interés inicial de Girona podía pasar por buscar situaciones sobre Hof, para intentar restar su eficiencia con posibles faltas, y en solapar todo lo posible a Copper, sobre la que se situaba Burke como una lapa.

Dos factores que Avenida se podía esperar y que solventó a la perfección. Copper jugando para el resto, y abriendo espacio para tiros lejanos de Karlie Samuelson, y Hof protegiéndose bien atrás y haciendo mucho daño en ataque donde sacaba pronto dos faltas a Reisingerova para después seguir atacándola con dos canastas seguidas. Aunque Girona cargaba fuerte el ataque y cogía un par de rebotes ofensivos, la defensa de Avenida era buena y todo sumaba para el 15-4 con cinco minutos de juego que llevaba a Julbe a pedir su primer tiempo muerto y a mover el banquillo.

Avenida aguantó bien el primer arreón tras ese tiempo muerto pero la entrada de Mendy y Labuckiene le daba un punto más a la defensa de Girona y eso se notaba en el tramo final del primer cuarto en el que la diferencia se restaba hasta siete puntos.

En la rotación regresaba a pista una Silvia Domínguez que en movilidad, agresividad y acierto recordaba a la de aquella Copa de la Reina de Fontajau. Avenida encontraba cinco puntos de la mano de Leo Rodríguez para mantenerse por encima de los diez puntos de renta.

Aplaudía la grada, y no es para la menos con la importancia de sumar un nuevo efectivo, la vuelta de Fasoula y la griega no tuvo mejor forma de agradecer esos aplausos que un minuto y medio de perfección. Seis puntos, una asistencia y un rebote para el 35-19 con el que Julbe pedía otro tiempo muerto. Digno de ver como felicitaba todo el plantel de Avenida a Mariella, que se vio frenada en su mejor momento de la temporada pero se sacaba la espina.

Trabajaba de forma excelente atrás el equipo salmantino pero es que en ataque era tsunami que casi rozaba un momento perfecto y que conseguía ponerse 20 arriba tras canasta en penetración de Copper, 41-21. Restaban tres minutos para el descanso y era evidente que era el momento en que Girona debía apretar sí o sí y que Avenida debía saber contener la euforia. A cuatro puntos del equipo catalán respondía Samuelson con un triple, aunque poco después se tenía que ir al banquillo con el tobillo maltrecho para regresar, previo vendaje, en los últimos 30 segundos antes del descanso. Cazorla aprevechó dos de tres tiros libres para el 48-30 y en la última acción tocó tirar de 'instand replay' tras un tiro sobre bocina de Labuckiene a la que dieron canasta más adicional para el 48-33.

La decisión y el acierto en ataque, la buena defensa sobre las penetraciones exteriores de Girona que aun no habían aparecido y saber solventar la desventaja física en posiciones de tres y, sobre todo, de cuatro eran virtudes que había atesorado Perfumerías Avenida en el primer tiempo y que había que ver si mantenía en la segunda mitad o al menos si encontraba otras fórmulas porque era de esperar 20 minutos con todavía más carga física. Y así fue, con un Girona buscando permanentemente las penetraciones para intentar sacar faltas abajo llevando a Hof a su tercera personal con cuatro minutos disputados.

Apretaban el equipo gerundés llevando muchas acciones al límite -se lo pueden preguntar a Karlie Samuelson que las recibió de todos los colores-, y era Silvia Domínguez la que sostenía el ataque del equipo charro que, curiosamente tal y como iba el juego, era el más castigado con las faltas. Cada canasta ahora era un logro y eso es algo que mostraba Copper, a la que es difícil pedir más teniendo en cuenta lo que ha pasado, que en ocasiones se precipitaba con sus ganas de sumar y otras recibía hasta en el carné de identidad hasta caer en la desesperación porque ni una falta se apuntaba a sus entradas al aro.

Eso sí, como nadie se arrugaba si no podía ser en los intentos de Kahleah se trabajaban otras opciones y si Griona se ponía a diez llegaban el acierto de Karlie Samuelson o el triple de Cazorla tras rebote de Fasoula para el 62-49. Un nuevo triple de Leo Rodríguez ponía el marcador en 65-49, que fueron 66-49 tras técnica al banquillo visitante para afrontar así los diez últimos minutos.

Avenida estaba consiguiendo ganar la batalla allí donde se suponía que Girona le debía superar. Desgaste, dureza física, rebote aunque un rival así no permite un margen de duda y todavía apretaban las de Julbe aprovechando ya el cansacio acumulado que se dejaba notar del equipo salmantino. Con 66-53 pedía tiempo muerto Roberto Íñiguez porque los seis minutos que restaban hasta el final eran demasiado como para dar nada por sentado.

Donde no llegara la frescura mental para atacar, tirar de piernas para defender. Sobrevivir y hacerlo a lo grande porque con cuatro puntos más de la mano de Cazorla y Copper se daba un paso importante. El definitivo para que el Tepoztécatl Avenida cerrara otra una lección de superación y supervivencia. Un paso más, o uno menos, hacia el anhelado gozo.


77 PERFUMERÍAS AVENIDA (19+29+18+11): Maite Cazorla (13), Silvia Domínguez (12), Karlie Samuelson (11), Emese Hof (9), Kahleah Copper (9)-cinco inicial-, Leo Rodríguez (13), Andrea Vilaró (0), Bella Alarie (4), Mariella Fasoula (6).

63 SPAR GIRONA (12+21+16+14): E. Eldebrink (7), J. Reisingerova (12), L. Palau (4), K. Burke (4), R. Gardne (10) -cinco inicial-, M. Araujo (2), L. Flores (8), B. Drammeh, G. Labuckiene (12), M. Mendy (2).

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto FIBA

 

 

 

NADA QUE HACER

 

El Spar Girona ha perdido el primer partido de los cuartos de final con la Avenida, al mejor de tres, mostrándose muy inferior a un rival al que había superado en la liga este curso en el propio Würzburg. Desconocido en defensa y sin acierto en el triple, las castellanas ganaban de 20 al segundo cuarto (41-21) y pese a los esfuerzos del tercer cuarto (55-45), los triples locales dejaban el 66-49 al inicio del último cuarto, un trámite.

A remolque

Los dos triples de Karlie Samuelson (11-4) y las dos faltas de Reisingerová (la segunda a 5:41) permitían a las locales tomar la primera ventaja considerable, con Hof aprovechando que la checa no podía cometer la tercera: 15-4 la segunda seguida de la neerlandesa a 4:41). Gardner después del tiempo muerto de Julbe pero entre Copper y Domínguez después de recuperación ampliaban el margen (19-6). Labuckiene, Araújo de tiro libre y la recuperación de Mendy en la presión en Vilaró permitían el alera ajustar el marcador antes de terminar el parcial (19-12).

A peor

Domínguez con triple y posterior recuperación al inicio del cuarto recuperaba la barrera psicológica (22-12) y Leo Rodríguez seguía castigando a la defensa roja desde 6,75 m (25-14) y la canaria en transición igualaba la máxima antes de que Fassula castigara a Labuckiene con 6 puntos seguidos (33-19). Alarie, la otra pívot local, hacía el 35-19 asistida por la griega que obligaba a Julbe a volver a detener el reloj a 5:56 por el descanso. y realizar un triple cambio.

Caída libre

Burke asistida por Palau hacía el 35-21pero al siguiente ataque Samuelson le forzaba la segunda falta en ataque y el perímetro local hacía llegar el margen a los 20 (41-21 Coppera 3:34). El tercer triple de Samuelson (3/3) derrumbaba la reacción roja (44-25) y que Burke hiciera la tercera confirmaba la mala dinámica que sólo Labuckiene de ofensivo con adicional antes del descanso podía maquillar tras la revisión de los árbitros (48 -33). La diferencia: 5/10 triples locales por 0/8 visitantes.

Sí pero no

Palacio con recuperación y asistencia a Reisingerová abría el tercer cuarto, en el que Burke cometía la cuarta, la tercera en ataque, a 8:53 y, después, Domínguez tras un ofensivo largo de ella hacía el 51-37. Copper sola penalizaba la pérdida de Eldebrink (53-39) y era Domínguez quien rompía la sequía anotadora a ambos lados (55-41). La suspensión de Gardner acercaba el Uni (55-45) y Mendy fallaba la transición para bajar de 10 (57-47) y Cazorla de 6,75 m recuperaba la decimoquinta (62-47). La base canaria dejaba a Mendy en el suelo con un golpe y Leo Rodríguez cerraba el tercer cuarto con otro triple (65-49) y el tiro libre de la técnica en el banquillo gerundense (66-49).

No hay forma

Drammeh después de más de tres minutos estrenaba el marcador en el último cuarto (66-51) y Burke a 6:18 asistida por Palau obligaba a Íñiguez a detenerlo (66-53) pero con 0/12 triples, 3 segundos por no querer tirar y primeras cestas locales en el último cuarto de Cazorla y Copper (70-53) y 0/15 gerundense de tres. Reisingerová a menos de tres minutos anotaba el primer triple rojo en el decimosexto intento y Eldebrink el segundo en el decimoctavo (75-61).

 

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)