Segundo partido de los cuartos de final de la Euroliga, con el Spar Girona obligado a superar la Avenida (20 h, Esport 3) para forzar el desempate, que sería el sábado en Salamanca.  El club espera que Fontajau se llene, y el equipo, no fallar a la afición

 

 

No hay marcha atrás para el Spa Girona en la Euroliga, en el segundo partido de la serie de cuartos de final contra el Avenida, que si gana en casa, en Fontajau, se clasificará para la final a cuatro de la competición que ha ganado una vez (2011) y de la que es el vigente subcampeón –también lo fue en 2009–. Es la cuarta presencia del Uni en la máxima competición continental, la tercera enseguida, y la primera vez que en Girona se juega un partido de cuartos porque en la edición del curso pasado estaban en formato burbuja, a doble partido y con el equipo gerundense eliminado en Salamanca (66-74 y 71-65).

Uni trabaja desde la semana pasada, al día siguiente del 77-63 en el primer partido, para llenar Fontajau. Para ello, puso en marcha la campaña #NoShaAcabat, para que la afición acompañe al equipo en la que debería ser la primera victoria continental en casa desde el 15 de diciembre (65-55 contra el Schio). El Spar ha perdido cinco de sus últimos seis partidos en la Euroliga, con el 65-78 en Gdynia contra el colista como un oasis en una tendencia negativa que le dejaba fuera de los cuartos por el descalabro con el Landes, antes que el expulsión de los equipos rusos diera una segunda oportunidad al equipo de Alfred Julbe.

La balanza

“Espero que sea diferente, fue un partido durísimo para nosotros, tenemos mucho más que dar de lo que mostramos en Salamanca. El equipo merece poder hacer un mejor partido y trabaja para conseguirlo”, dice Laura Antoja sobre el antecedente de hoy hace siete días, marcado por el desacierto gerundense en el tiro exterior (2/19 en triples, con los 15 fallados) y, aún peor, la falta de contundencia defensiva que permitió a las castellanas dominar el partido desde el inicio y gracias a dos triples seguidos de Karlie Samuelson (11-4), que acabó con 3/5 (44/25 el tercero aún sin error). El papel de la hermana de Katie Lou Samuelson, ocupando el puesto de la alera pívot que no ha vuelto a Salamanca después de la ventana FIBA de hace un mes para recuperarse de una lesión que arrastraba, fue determinante en el primer partido de la serie. Más aún por el partido de Burke, máxima anotadora del Uni y que terminó con 4 puntos y 4 faltas, 3 de ellas en ataque, en la posición de cuatro.

“Ellas hicieron un muy buen planteamiento, jugaron al cien por cien y nosotros nos colapsamos: estábamos muy incómodos en la pista y tenemos un margen de mejora fácil de asumir”, recuerda la mano derecha de Alfred Julbe en el banquillo gerundense, que apela a la grada, reconociéndoles la fidelidad. “Cada vez que se les pide están ahí”, afirma. Antoja, además de Samuelson, quiere que el equipo siga conteniendo a Copper y, sobre todo, que las aleras “no generen tanto juego”, por un lado, y recuperar la fluidez en el juego, por otro.

El Spa Girona, pase lo que pase hoy, jugará el sábado fuera de casa en el que será el último compromiso previo a la copa –Uni comienza la defensa del título el viernes en los cuartos contra el Estudiantes–. Si gana el tercer partido de la serie de cuartos, en Würzburg, y si pierde, en Maloste, en una fase regular de la liga que hoy tiene jornada y que, precisamente, debía enfrentar al Spar Girona con la Avenida. Uni es el equipo de la competición con más partidos atrasados, porque, además del de hoy, todavía tiene que recuperar lo que le enfrentará al Promete (31 de marzo) y al Cadí, además de la visita de las castellanas, todos en Fontajau y todavía sin fecha fijada.

 

Burke, Gardner y Julbe, en las nominaciones
Kennedy Burke, en la categoría de mejor jugadora y en la de las mejores exteriores, en la que también se encuentra Rebekah Gardner, y Alfred Julbe en la de técnicos son las nominaciones del Uni a los premios de los mejores del curso de la Euroliga, por los que está abierto el escrutinio hasta la medianoche del domingo día 27, la fecha en que se encuentra la final de copa, con un máximo de un voto por persona permitido cada día. La Avenida tiene más presencia, con Kahleah Copper nominada dos veces, como Burke, tanto en la categoría de MVP como en la de las jugadoras de perímetro, aparte de las que eran las pívots titulares en la fase de grupos, Emese Hof y Katie Lou Samuelson como interiores, y Roberto Íñiguez en la categoría de entrenadores

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO