Lee la doble crónica del encuentro

UNI GIRONA FUERZA EL TERCER PARTIDO


Spar Girona jugará el partido por el desempate de los cuartos de final de la serie ante el Avenida, con el triunfo en la prórroga 81-79. Será este sábado por la tarde y después de una noche gloriosa en Fontajau.

Un buen inicio

El triple en tablero de Laia Palau (2/3 el Uni con el 5-0 de Burke) a 5:33 al límite de la posesión, desde más allá de 8 metros y después de que Eldebrink salvara el campo atrás cuando Reisingerová había sacado una pelota muy comprometida reflejaba la puesta en escena local, con 4-0 faltas al inicio y 4 tapones. Solo Domínguez de tres y dos y Copper de tiro libre sumaban ataque y, con el 16-7 de Gardner a 4:36, Íñiguez no tenía otro remedio que detenerlo. Eldebrink de 6,75 m después de ofensivo de Burke establecía la máxima (20-9), reducida con el 0-7 visitante (20-16 triple de Leo Rodríguez) con el perímetro del Spar fallando las penetraciones, forzadas.

Por delante

4 puntos seguidos de Gardner, al contragolpe a pase largo de Palau y de tiro libre, recuperaban la décima (28-18 a 6:23). La primera canasta visitante del cuarto era de Copper a 5:33, que llevaba los 4 puntos de la Avenida en el segundo parcial. La campeona de la WNBA cometía la tercera a 3:38 por el descanso cuando se emparejaba con Burke al cuatro (30-23 de 4,6 m) pero Uni no tenía acierto en tiros aparentemente fáciles y, Reisingerová hacía la tercera en 2:21 en el bloqueo que anulaba el triple de Flores. Burke al contragolpe y Gardner en penetración a 57 segundos ampliaban el margen (36-27), reducido por la inferioridad en el rebote (20-25) al descanso (36-28).

Palau, extramotivada en el duelo con Domínguez, hacía el 40-31 al límite de la posesión en el primer intercambio del tercer cuarto (38-31 triple de Samuelson). La antideportiva de Cazorla en Gardner, revisada por ambos árbitros a 6:29, permitía recuperar la décima (44-34) pero Copper no se cansaba de anotar y con 6 puntos seguidos evitaba la progresión amarilla (44-38) y , con el triple de Domínguez tras la tercera de Palau (44-41), Julbe debía detenerlo a 4:49. Reisingerová tardaba 11 segundos en cometer la cuarta, en ataque, antes de que Hof lo aprovechara para anotar fácil (44-43).

En el límite

Burke evitaba el 0-11 después de la antideportiva con tapón en Copper y, tras fallar, Hof también caía en la trampa de la flagrante con 0/1 de Palau de 4,6 ma 3:20 (45-43). El triple de Flores con empate a 45 (48-45) era la primera canasta desde el 42-34 de Eldebrink en el tercer minuto del cuarto, que era de Copper (48-47, 17º punto, el 10º después del descanso).

Gardner en el límite de la posesión se estrenaba de 6,75 m (53-49, 15º punto) y repetía después en suspensión ante Copper (55-49). El segundo de Leo Rodríguez rescataba a las azules (55-52). El triple cambio de Julbe a 5:53 y la entrada de Reisingerová a 5:23 recomponía el cinco, con Copper dando la primera ventaja a la Avenia a 5:13 (57-58). Domínguez en 1x1 ante Palau rompía el intercambio (59-62) y Eldebrink encendía Fontajau de 6,75 m (62-62) antes de que Gardner siguiera con el clínico de suspensiones a 3:00 clavados (64-62) y tiempo muerto de Íñigez.

Reisingerová en el límite de la posesión a 2:10 hacía el 66-62 y la cuarta de Palau a 1:54 sobre Domínguez, revisada por si era antideportiva, acababa con la capitana sentada con cinco. Domínguez no fallaba los 4 tiros libres (66-66) y Hof anotaba el 66-68 de la posesión, Gardner la perdía y Copper se marchaba con 5 a 1:14 tras fallar.

La balanza

Eldebrink y Cazorla fallaban ya en el último minuto y con 20,4 Reisingerová de tiro abierto empataba a 68 a 11,2. Uni no ha hecho falta y, Hof en el último segundo, fallaba de abajo.

El tapón de Gardner y Burke de ofensivo daban un primer margen al Spar (73-70) en el desempate, con 4 puntos de Cazorla (73-72) y Labuckiene (71-70) cumpliendo a ambos lados (rebote y 75 -72 a 2:10 de 4,6 m). Burke replicaba Fasoula y Cazorla no fallaba de tres a 1:10 (77-77). Flores hacia dentro encendía de nuevo el pabellón ya en el último minuto (79-77) y Domínguez empataba a 79 desde el tiro libre a 32 segundos. Gardner iba a la línea a 11,4 (81-79). Cazorla fallaba a 2,6 segundos y también el último balón, para la segunda prórroga.

 

EUFORIA DESATADA EN FONTAJAU

Una fiesta. La victoria se celebra en la pista y en las gradas como uno de los grandes títulos de la historia del club, que está junto a una hazaña que hace poco parecía inimaginable

Nunca Uni había estado tan cerca de una final a 4 de la Euroliga. El equipo está en 40 minutos (si ya no hay prórrogas) de hacer su Everest particular. Así lo entendieron las jugadoras, cuerpo técnico y afición, que celebró la victoria como si del primer gran título de la temporada se tratara. Íñiguez, en la rueda de prensa, lo dijo con admiración. "El público ha sido extraordinario."

Fue una ceremonia de comunión que será difícil olvidar. No quedan muy lejos todavía los tiempos de silencio en Fontajau. La euforia se desató después de que la tensión alcanzara el límite en los minutos finales, sobre todo en la polémica doble falta de Laia Palau, que nadie entendió.

Los 4.000 seguidores pasaron página y acabaron haciendo la ola antes de la prórroga, cuando más caliente estaba el partido. Los gritos por la victoria se escucharon hasta Montjuïc. El público habría ovacionado igualmente al equipo en caso de derrota ante la lección de coraje y esfuerzo contra un rival que, no lo olvidemos, es el actual subcampeón europeo y que, pese a los lamentos de su entrenador por las lesiones, tiene un presupuesto que da unas cuantas vueltas al del equipo gerundense.

Pocos de estos seguidores –muchas familias enteras– se perderán el sábado, pegados a la pantalla, la que sea, el tercer y temido peldaño que conduce a la cima. Es el partido más relevante de la historia del club. Nada menos.

 

JULBE: "LA EUFORIA ES BUENA PARA EL EQUIPO"
“Jugar una final en 4 europea no estaría mal; he jugado muchas copas del Rey. Será que soy monárquico”, dijo con socarronería Julbe, encantado por haber vivido en primera persona un partido como el de ayer. “Ha sido muy importante el control de las emociones después de las dos faltas de Laia; nos podíamos haber soltado después de una decisión tan extraña.”

Final épico

Cuestionado sobre si la épica de la prórroga hace que la victoria todavía se saboree más, el técnico sacó de nuevo su ácido sentido del humor: “Cuántos partidos más como éste y las entradas que tengo en mente pronto s 'extenderán”. Sin embargo, admitía que las victorias como estas son las que la afición “acaba recordando.”

Sobre la evolución del partido lo resumió en una frase clásica: "La victoria condiciona siempre todas las lecturas." Sí admitió algunas dificultades que impidieron romper el partido antes de los minutos finales. “Aún tenemos algunos problemas con los triples y ha habido un momento en que se nos ha terminado casi la gasolina, justo cuando teníamos, además, problemas de faltas.”

La fiesta

Un periodista le preguntó si la celebración en pista de todo el equipo no podía ser contraproducente para el partido del sábado. Julbe no podía estar más en contra. “El partido del Landes nos hizo mucho daño internamente porque estaba envenenado antes de empezar. Hoy nos quitamos el veneno. La euforia es buena para todo el equipo, para ir a Salamanca más confiadas. Sabemos los errores que cometimos en el primer partido y, si los solucionamos, tendremos nuestras posibilidades.”

Según él, la valentía será un factor clave en la pista de la Avenida. “Sabemos cómo nos van a defender y que nos van a conceder tiros de fuera. Si movemos bien la pelota y los metemos tendremos el pasaporte en la final a 4 más cerca.”

Borja Sánchez & Lluis Simon
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)

 

 

DERROTA EN LA PRÓRROGA

Habrá tercer partido partido para decidir quién juega la 'Final Four'. Avenida lo intentó hasta el límite, hasta el último segundo de la prórroga, 81-79, pero le lastraron demasiadas piedras.

No se puede poner un 'pero' a Perfumerías Avenida pese a la derrota porque sólo se doblegó en el pitido final de la prórroga y lo hizo cuando ya no podía dar una brazada más, lastrado por demasidas piedras. Donde no le llegó el acierto -que faltó sobre todo en el primer tiempo-, puso la garra, donde veía caer a una compañera lesionada o agotada, aparecía el resto para apretar los dientes. Quizás faltó un punto de sangre fría para terminar de doblegar a un rival más obligado a forzar pero es difícil al ritmo que llevan que también tengan eso en el momento más caliente del año. Es más, seguramente en una revisión del encuentro se pueda incluso concluir que tuvo el partido en su mano pero una falta pitada en contra, en la prórroga, o una no cobrada a favor y ambas con Hof como protagonista, en el último segundo del tiempo reglamentario no ayudaron.

Las primeras acciones del duelo las capitalizaban con acierto Laia Palau y Silvia Domínguez en ese duelo eterno que ambas protagonizan y que, en parte, explica hasta donde han llegado sus respectivos equipos. Era evidente que Girona iba a intentar una salida en tromba, que le iba a meter todavía más intensidad física al partido, más manos y más contactos y así los primeros aciertos le daban confianza a las locales mientras Avenida intentaba ir a rebufo.

En Avenida, con Hof muy vigilada con ayudas constantes cuando estaba de espaldas, el balón lo capitalizaba Copper. La alero con un notable trabajo defensivo sobre Burke como ya realizara en Würzburg -aunque al descanso ya se iba con tres faltas-, se topaba contra un muro en sus sucesivos intentos de penetración. Quería, e incluso insistía de más, pero los 'scouting' sobre ella son evidentemente exhaustivos y a su paso se multiplican cuerpos, manos y manotazos. Es como si cuanto más se la de más se sabe que lo va a seguir intentando y cada posesión que se iba en ese inicio la aprovechaban las locales.

Y lo cierto es que pasó momentos de apuro el equipo salmantino, lastrado por el poco acierto en el tiro con un 2 de 10 que iba pesando a la hora de defender dejando algunas opciones fáciles a Girona que además se encontraba con alguna de esas situaciones de cierta fortuna -en el mérito también está el intentarlo-, como un triple en escorzo de Laia Palau desde diez metros fuera de tiempo que se dio válido. La situación, tras un parcial de 5-0, dejaba a Girona nueve arriba, 16-7, y provocaba el primer tiempo muerto de Roberto Íñiguez.

La diferencia aumentaba con un triple de Eldebrink, 20-9, aunque Avenida defendía mejor en el tramo final del primer cuarto y aunque se le iban algunos ataques por falta de fuerza en la finalización, conseguía recortar distancias tras un parcial de 0-7, que cerraba Leo Rodríguez con un triple al final de esos primeros diez minutos para el 20-16.

Avenida intentaba acercarse pero para las azulonas el partido se ponía un poquito más cuesta arriba con un revés más para cargar en ese saco que cargan hace semanas y que ya va demasiado repleto. En una acción defensiva caía lesionada Karlie Samuelson, jugadora que se dejaba el alma, la cara y el cuerpo haciendo de '4' ante Gardner, y se retiraba de la pista sin poder apoyar el pie en el suelo. La cara de todo el plantel, incluído el entrenador, era un poema.

Pero hay algo en la mentalidad de este equipo que es muy difícil de explicar. Una capacidad para competir pocas veces vista y con más empeño y trabajo que talento propiamente dicho seguían tirando del carro para no irse de partido. Costaba horrores anotar, las pérdidas -10 al descanso-, lastraban, pero se sobrevivía con trabajo atrás manteniendo a Girona a tiro de tres ataques hasta entrar en el último minuto antes del descanso. Ahí sí que hubo un par de despistes atrás que favorecieron un par canastas sencillas de Burke y Gardner para el 36-28 con el que el duelo se fue al receso.

La realidad es que había un hueco en contra pero también se podría pensar que habían sido 20 minutos en los que casi todo lo que podía salir mal lo había hecho -por demérito propio y también cierta falta de fortuna-, y si se lograban mejoras habría opciones.

Lo mejor tras el paso por vestuarios fue ver a Karlie Samuelson lista para volver a pista. Avenida no está para perder a jugadoras y la británico norteamericana es una pieza fundamental por todo lo que aporta en todas las facetas. Verla volver a jugar y que su primer acierto fuera un triple seguro que produjo una sensación multiplicada de alivio aunque ya mirando al marcador tras ponerse a seis Avenida daba otro pequeño estirón Girona para apuntarse un +10, 44-34.

¿Rendición? Esa palabra no existe en el diccionario. A seguir trabajando atrás para dos recuperaciones con canasta de Copper y triple con descaro de Silvia Domínguez que en un visto y no visto ponía el 44-41 en el marcador y obligaba a Julbe a parar el partido. Se ponía a uno el equipo salmantino que, curiosamente, recibía la segunda antideportiva del cuarto aunque finalmente igualaba Copper el duelo, 45-45. Incluso se pudo poner por delante pero se notaba falta de fuelle bajo aro, con Hof ya muy machacada que no acertó en esos ataques para cerrar ese tercer parcial con 50-47.

Un par de rebotes en ataque le daban segundas opciones a Girona que las aprovechaba de mano de Gardner con cinco puntos que le permitían abrir una pequeña brecha a la que ponía cemento un triple de Leo Rodríguez. Llegaba el toma y daca, la lucha por cada balón como si fuera la última posesión porque el partido estaba en un pañuelo y por fin una canasta de Copper permitía a Avenida ponerse, aunque en ese momento fuera brevemente, por delante en el marcador, 57-58.

A esas alturas ya el duelo podía caer de cualquier lado, con Girona sustentado por el apoyo de su público y Avenida agarrado a su particular fe. Una falta más antideportiva a Laia Palau se saldaba con cuatro tiros libres con los que Silvia Domínguez empataba el partido y después Hof situaba dos arriba a Avenida a 1'44" para el final. También llegaba la quinta falta para Copper y así se entraba en el último minuto con una tensión que se notaba en cada acción empatando Reisingerova a quince segundos para el final, 68-68. Ella misma, con falta que no se pitó, bloqueó el intento final de Hof, que abocaba el partido a la prórroga.

Sin Copper y con Hof evidentemente agotada, y recibiendo por todos lados, cinco minutos más se antojaban otra piedra más a añadir al peso que arrastraban las azulonas a las que cogía delantera Girona con lanzamientos sucesivos desde el tiro libre -tres arriba a dos del final-,pero ahí estaba Cazorla, en una prórroga en la que sostenía al equipo con sus puntos para empatar con un triple, 77-77, mientras Fasoula, que recibía otro golpe se tenía que ir al banquillo. Igualaba Silvia Domínguez tras los dos puntos Flores con 38 segundos en el luminoso pero de nuevo Avenida topaba con otra decisión dudosa en una acción en la que se señalaba falta -la quinta-, un visible tapón de Hof para que Burke fuera al tiro libre y situara dos arriba a las suyas con once segundos por jugar. Tiempo en el que Avenida buscó la canasta para empatar o para ganar hasta en tres ocasiones pero el balón no quería que este duelo acabara ahí y se negó a entrar para citar a ambos en el partido definitivo el sábado.

 

ROBERTO ÍÑIGUEZ: "HA SIDO UN PARTIDAZO"

Reconoció un primer tiempo en el que estuvo mejor Girona, una segunda mitad en la que minuto a minuto las suyas supieron trabajarse su opción de victoria y un final que fue "a cara o cruz".
Roberto Íñiguez analizaba cómo fue el partido "Creo que Girona ha sido muy superior en la primera parte, nosotros hemos ido detrás continuamente. Haciendo muchos errores y sin poder entrar en partido y sin poder jugar nuestro baloncesto. Al no poder jugar nuestro baloncesto nos hemos precipitado y hemos perdido también un poco el foco en temas defensivo. Creo que en la segunda parte hemos remado mejor, hemos ido minuto a minuto sabiendo qué hacer y al final ha sido un cara o cruz. Lo hemos tenido, ellos lo han tenido y ha sido un partidazo, con mucha emoción y hay que jugar un tercero".
El 'clásico' español ya también lo es europeo, ¿bueno para los equipos? "Para los equipos no sé si es bueno, es bueno para el baloncesto. También sabemos que vienen otros equipos pegando muy fuerte como Valencia y otros que van a estar dando fuerte los próximos años porque la Liga se va a reforzar, es muy dura, con calendarios difíciles cuando tienes problemas físicos así que ya habeis visto que ha sido un partido de exigencia mágica".
Sobre el tercer duelo aventura: "Creo que está igualado y que van a marcar detalles. Espero que el poder jugar en casa nos ayude. Luchamos mucho por jugar esta eliminatoria con el factor cancha, mucho. Creo que trabajamos muchísimo para conseguirlo y bueno allí estamos, espero que se vea reflejado. Hoy ha apretado el público, en un momento de debilidad de ellas el público ha estado increíble y espero que pase lo mismo en casa".
Hablaba de lo que hizo mejor el rival y peor ellos. "Lo que no hemos hecho nosotros mejor es lo que he dicho al principio y Girona ha tenido mucha agresividad y han jugado duro con el factor cancha y han ido a por el partido".

 


SPAR GIRONA (20+16+14+18+13): Kennedy Burke (18), Frida Eldebrink (8), Rebekah Gardner (23), Laia Palau (8), Julia Reisingerova (7) -cinco inicial-, Laia Flores (5), Binta Drammeh (4), María Araujo (0), Giedre Labuckiene (8).
PERFUMERÍAS AVENIDA (16+12+19+21+11): Maite Cazorla (11), Silvia Domínguez (18), Kahleah Copper (20), Karlie Samuelson (5), Emese Hof (10) -cinco inicial-, Andrea Vilaró (0), Leo Rodríguez (8), Bella Alarie (1), Mariela Fasoula (6).

Teresa Sánchez
tribunasalamanca.com
foto FIBA