Recuerdo que el gran Alfonso Arús en mis tiempos de adolescente tenía un personaje televisivo llamado Pepe gafez. Este personaje estaba inspirado en el cantante José Vélez que tenía fama de gafe, desconozco el motivo, pero soltaba dos frases que se convirtieron en coletillas habituales, primero te deseaba suerte y después de la desgracia soltaba un "Que mala suerte".

 

Me puedo imaginar al bueno de Pepe gafez entre bambalinas el día del sorteo del calendario con su chaqueta amarilla y sus gafas de sol XXL deseando suerte a la presidenta del Idk Euskotren y después de ver que los tres primeros partidos eran contra Valencia, Perfumerías Avenida y Lointek Gernika soltar la siguiente frase.

Algo parecido pudo haber pasado perfectamente el domingo, Valencia basket venía de perder un partido de competición europea que tenía casi ganado. Alguien pudiera pensar que quizás les entrarán las dudas en liga, pero nada más lejos de la realidad. Las taronjas salieron desde el primer segundo marcando territorio y no dieron ninguna opción. Son un equipo terrible, que ha mantenido casi la totalidad de su plantilla, si ya de por sí son buenas eso les dio más ventaja ante un rival en el que todas sus jugadoras, salvo Ane Esnal, son nuevas en el plantel. La derrota era algo previsible pero no había calculado que fuera con tanta contundencia, no es algo que haya que reprochar a las de Azu Muguruza, solamente que la realidad a día de hoy es esta y más si el rival viene escocido del partido anterior. Seguro que Pepe estaba estaba escondido en alguna parte del pabellón porque no tuvimos suerte.

El miércoles toca jugar contra Perfumerías Avenida, sin tiempo ni para lamernos las heridas, confiemos en tener algo de suerte así que cruzaremos los dedos y esperaremos que Pepe no aparezca por el Gaska, que nos va a hacer falta todo.

JOSEMARI SIERRA
LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO (DONOSTIA)