Suele ser sinónimo de debuts, de caras nuevas y de primeras impresiones, pero la primera jornada del curso en la LF Endesa trajo consigo una importante carga emotiva con regresos tan especiales como el de una Mariona Ortiz que volvió a pisar territorio nacional tras cinco temporadas, el de una Ángela Salvadores que asumió galones de líder en su debut en la Fonteta o el de un BAXI Ferrol que se empeñó en recordar que su localidad “Siente al Uni”.

 

Acumulan cientos de horas de vuelo a sus espaldas en esto del baloncesto y conocen a la perfección lo que suele sentirse en esa tarde en la que uno disputa una primera jornada de competición. Una cierta experiencia que, en esta ocasión, no pudo evitar que sus respectivos partidos estuvieran acompañados de una cierta carga emocional.

Porque, cuando Mariona Ortiz anudó los cordones de sus zapatillas en el interior del vestuario de Magariños, lo hizo acompañada de esa cierta nostalgia que acostumbra a acompañar a quien está a punto de pisar de nuevo el hogar tras cinco temporadas de “Erasmus Deportivo”.

Una sensación similar al escalofrío que recorrió el cuerpo de Ángela Salvadores ante el espejo, cuando la nueva jugadora del Valencia Basket se enfundó por primera vez la camiseta del equipo en la Fonteta o al sentimiento de Lino López cuando volvió a pisar las tablas de un pabellón que estaba a punto de retornar a una LF Endesa de la que nunca quisieron salir.

Tres historias que pusieron el carácter emotivo a una primera jornada que sus protagonistas recordarán para siempre.

 

Mariona Ortiz: “Volver a jugar en España ha sido realmente emotivo”

Cinco años habían transcurrido desde que Mariona Ortiz pisara por última vez las pistas de una LF Endesa a la que había deslumbrado con su juventud y carácter y en la que se había ganado el derecho a escribir su propio futuro.

Una marcha que derivó en todo un lustro alejada de nuestro país construyendo así una añoranza que llegó a su fin en la tarde-noche del pasado sábado a través de un debut de lo más emotivo.

Así nos lo detallaba la propia jugadora con la perspectiva que otorga el paso de los primeros días de la temporada: “Venía de cinco años fuera de España en los que había estado lejos de mi gente, en los que solo podía ver a mis padres una vez al año, en los que mis amigos no habían tenido la oportunidad de verme jugar… Pero después de todo ese tiempo, en este primer partido todos pudieron estar a mi lado y eso hizo que el encuentro fuera muy especial”.

Un emotivo reencuentro que hizo que Mariona viviera un día de lo más especial: “Reconozco que fue un día muy emocional para mí porque, incluso desde primera hora, recibí muchos mensajes de gente que me deseaba lo mejor y que provocaron que me sintiera muy querida y, sobre todo afortunada, de poder tenerles a todos cerca de nuevo. La pena fue que no pudiéramos culminar el partido con una victoria como a todos nos hubiera gustado, pero las sensaciones fueron positivas y con eso nos quedamos”.

Porque si algo tiene claro la jugadora exteriores que su vuelta a España no podía haber llegado con un destino mejor: “Sabía que venía a un club muy especial, pero desde el primer día que puse un pie en Magariños comencé a sentirme como en casa. Formamos un grupo humano realmente bueno y que me hace sentirme orgullosa de poder vestir su camiseta y de poder luchar por la victoria en cada partido con el Movistar Estudiantes”.

 

Ángela Salvadores: “He disfrutado mucho del debut en La Fonteta”

A unos cientos de Kilómetros de la capital de España y al otro lado de la A3, la tarde del domingo nos llevaba a una Fonteta preparada para acoger el primer partido oficial de su equipo como local.

Un duelo en el que la afición iba a reencontrarse con el bloque nacional del pasado curso, pero también con una nueva pieza de vuelta a España soñando con un retorno como el que vivieron en su día Queralt Casas o Cristina Ouviña.

En esta ocasión, personificado en la figura de una Ángela Salvadores que se colocaba el siete a la espalda para cumplir con su deseo: “Tenía muchas ganas de jugar en España de nuevo y, sobre todo, de que llegara el momento de poder jugar en la Fonteta. La sensación que tengo es la de que fue un debut muy bonito y en el que disfruté mucho del partido. Pese a los límites de aforo, el público crea un gran ambiente y se hace notar mucho en el juego y eso es algo que te hace disfrutar mucho más de cada acción”.

Los mejores ingredientes posibles a la hora de poder asentar los cimientos de la nueva temporada tal y como reconocía antes deponer rumbo a Girona: “A nivel personal creo que me sentí cómoda en el juego gracias al buen trabajo que hizo todo el equipo y eso me hace pensar que puede ser un buen año para todos. Me han acogido muy bien, me siento querida y estoy muy feliz de poder jugar para este club y deseando que llegue ya el próximo partido para que podamos seguir creciendo como equipo”.

 

Lino López: “Como ferrolano, me siento muy orgulloso de este retorno”

Y si importantes fueron los regresos de ambas jugadoras, no menos atractivo resultó el retorno colectivo de la jornada, el de un BAXI Ferrol que volvió a sentirse equipo de LF Endesa dos años después.

Todo un añorado retorno que comenzó a palparse cuando, dos horas antes y con la instalación aún a oscuras, Lino López comenzaba a recorrer el túnel de vestuarios hacia la pista: “Fue un momento realmente especial porque la vuelta a la LF Endesa era algo muy esperado y deseado por todo el equipo y por toda la afición. Creo que todos sentimos una emoción especial, el público se volcó con nosotras y nos estuvo apoyando desde que salimos a la pista y hasta la ovación al final del partido”.

Un día especial para un técnico que apostó por su permanencia en el club en los momentos más complicados y que veía así recompensados todos sus esfuerzos: “Personalmente, como ferrolano, me sentí muy orgulloso por todo lo vivido en el pabellón. Te sientes muy feliz cuando hay un ambiente como ese y, mucho más aún, si terminas ganando el partido para poder dar una alegría adicional a tu gente. Nos sentimos muy felices de que Ferrol pueda disfrutar de nuevo de la que es la mejor Liga de baloncesto femenino tras la WNBA”.

FEB
Foto: J. Pelegrín / Uni Ferrol / M.A. Polo)