El Lointek Gernika mostró varias caras en la final del Memorial Javi Durango. Apretó y se gustó al inicio, tuvo una mala fase en la que el Lacturale Araski le puso en apuros y cuando hubo que apretar los dientes y tirar de oficio, también estuvo a la altura. Cada papel en su momento para acabar llevándose el encuentro por 71-57 ante un rival serio y que demostró que vino dispuesto a vender muy cara su derrota. Las pupilas de Mario López saldaron con nota su última prueba de la pretemporada y demostraron que llegan preparadas para afrontar el inicio de la competición liguera del próximo miércoles.

La intensidad es una de las principales armas de las pupilas de Mario López. Aprietan todas las líneas defensivas y cuando su intensidad da sus frutos, cada ataque se convierte en un ejercicio de supervivencia para rival. Asfixiado por las rápidas manos de las gernikarras que no paran de apretar en todo momento. Esa es su seña de identidad y en el primer cuarto Araski lo sufrió de lleno. Las alavesas no encontraron ningún camino claro al aro y Gernika mandó por un nítido 27-11. En ataque, el juego se movió al son de Maria Asurmendi. La iruindarra llevó la batuta y sus compañeras castigaron a su rival desde todas las posiciones. Las cosas funcionaron para las vizcainas, pero en pretemporada es tiempo de probar cosas, realizar ajustes y no siempre se mantiene una regularidad. El Gernika bajó la intensidad y empezó a tener problemas para trazar sus jugadas ofensivas. De todo eso se benefició indudablemente el Araski. Las gasteiztarras, liberadas de la presión del periodo inicial, empezaron a jugar más cómodas y gracias a un triple de Cecilia Liñeira en el última ataque se marcharon al vestuario con una desventaja de solo seis puntos (39-33).

La segunda parte los errores se sucedieron en ambas partes. Las canastas se contaron con cuentagotas. Esta tendencia en la que cada punto era de oro benefició más al Araski, que fue comiendo terreno a las de Mario López. Marta Tudanca se echó al equipo a la espalda y Ane Aldalur, con una bonita puerta atrás, puso las tablas en el electrónico (55-55). Entonces se demostró una vez más que la experiencia es un grado. Maria Pina, a muy bajo nivel hasta el momento, entró en racha y se elevó varios cuerpos. Se olvidó de cada uno de los errores, no se cortó cuando la pelota más quemó y desequilibró el partido a base de tiros. Cuatro puntos de Vicky Llorente y diez de la valenciana dibujaron un parcial de 14-0 que ya no tuvo respuesta e hizo que por fin las alavesas hincaran la rodilla.

lesión de ferrari Por otra parte, el Zamarat ganó por 71-64 al IDK Gipuzkoa en el partido por el tercer y cuarto puesto. Aunque la noticia del partido fue la posible grave lesión de rodilla de Paola Ferrari.

LOINTEK GERNIKA 71: Asurmendi (9), Jefferson (5), Pina (12), Carter (16), Pirsic (11) -cinco inicial-, García (3), Llorente (4), Díez (6), Alonso de Armiño (3), Lázaro (2) y Ariztimuño (0).

LACTURALE ARASKI 57: Silva (8), Tudanca (11), Liñeira (6), Etxarri (9), Roundtree (9) -cinco inicial-, Velasco (0), Aldalur (6) y Agirre (8).

Parciales: 27-11, 39-33 (descanso), 55-51 y 71-57


Jokin V. de Lecea
deia.com
foto: Bizkaiabasket