“Perder forma parte de lo que es una temporada y es algo imprescindible para aprender”, destaca la jugadora

 

“Estar conectada y centrada, no solo en los partidos, sino en los entrenamientos”. Esa es la lección más valiosa que Morgan Green rescató ayer de la derrota sufrida por el Recoletas Zamora el pasado fin de semana en Murcia. Un tropiezo que, según la jugadora zamorana, forma parte de lo que es una temporada y de la que el equipo debe aprender para seguir mejorando. Comenzando por el siguiente envite frente a Pacisa Alcobendas.

Green señaló ayer que, pese a sufrir su primera derrota, el vestuario del Recoletas Zamora “está bien” anímicamente. “Creo que cosas como esta son parte de la liga y son importantes para que el equipo mejore y progrese como equipo. Hay que aprender de esto”, indicó la norteamericana, señalando que entre las lecciones que deja el partido destaca “lo importante estar muy conectada y centrada, no solo en los partidos sino en los entrenamientos anteriores”. “No tenemos que dar por seguro nada, ni en el encuentro ni antes durante los entrenamientos, principalmente en ese trabajo porque es donde más se mejora”, explicó, añadiendo que lo vivido el pasado fin de semana en Murcia también ha mostrado que el equipo debe “estar más activo en defensa” a lo largo de los encuentros para “tener después un ritmo mayor en ataque”.

En cuanto al siguiente enfrentamiento, Morgan Green no dudó en afirmar que Alcobendas “es un buen equipo, como Murcia”, destacando “que son un grupo con bastantes opciones ofensivas”, lo que le convierte en un rival duro ya que poseen diversas vías para lograr anotar a lo largo del choque. Un adversario frente al que esperan no repetir los errores de la última jornada en la que, bajo su punto de vista, el Recoletas Zamora no fue capaz de “establecer un ritmo ofensivo sólido” y “no se impuso en el apartado reboteador”.

Por último, y en cuanto a sus sensaciones personales, Green comentó que “obviamente” tiene margen de mejora. “Siempre hay margen para mejorar, se metan veinte o tres puntos. Además, después de una derrota, creo que el espacio para mejorar es mayor”, razonó la jugadora.

 

Carbajal: “Hay que darle valor a cada acción”

Por su parte, el técnico Jacinto Carbajal comentó ayer que la derrota en Alcantarilla sirve “para aprender varias lecciones” y que es de esos resultados que “sacuden al equipo y hacen que la siguiente semana apriete más y suba su nivel”.

En cuanto a sus sensaciones tras ese tropiezo, el técnico señaló que quizá “ganar de 30 puntos, como se venía ganando, no era real”. “En ese tipo de partidos no se notan tanto los pequeños detalles, son resultados que esconden la importancia de un rebote no cogido, un balón perdido o un tiro fallado. Acciones que, con un porcentaje de acierto elevado, pues no se notan pero que en un encuentro como el de Murcia pues te cuestan el partido. Perder balones ganando de 30 parece no tener relevancia pero, 20 pérdidas se notan mucho cuando bajan los porcentajes”, razonó Carbajal, añadiendo: “En Murcia concedimos demasiadas opciones al rival, creo que se defendió bien pero que se permitieron tiros cómodos y canastas en situaciones básicas. Eso nos tiene que hacer ver que la realidad es esta, que debemos darle mucho valor a cada momento en pista y cada acción”.

 

laopiniondezamora.es