El Kemegal Cortegada echó el cierre a la Liga Femenina 2 el sábado con una victoria en Vigo ante el Celta para acabar octavo en la clasificación con un balance de doce triunfos y catorce derrotas. El equipo de Rubén Domínguez estuvo lastrado este año por su mal inicio de campeonato al perder siete de sus ocho primeros encuentros. A partir de ahí los resultados mejoraron (11 victorias y 6 derrotas), pero ya era tarde para engancharse a la pelea por las cuatro primeras plazas.


El técnico Rubén Domínguez hace balance. “Hemos cumplido nuestro objetivo de ser muy competitivas a pesar de los resultados, nos queda la amargura de no haber empezado con un calendario más liviano ante tantas dificultades físicas”. Los problemas de lesiones y medirse a equipos de la parte alta al inicio marcaron la temporada a nivel clasificatorio. Pero el Kemegal Cortegada logró invertir su dinámica “Recogimos todo lo que habíamos competido en los primeros meses aún sin éxito de resultados,  conseguimos avanzar mucho y ser más sólidas. De los cuatro 4 primeros partidos, perdimos 3 en el último balón. Al final eso condiciona ante buenos equipos, con buenas jugadoras nacionales, americanas y comunitarias”. El entrenador vigués, que cumplió su tercera temporada seguida en el primer equipo vilagarciano, considera que el nivel de la LF2 aumentó este año “considerablemente”.


Cree también que la llegada de la veterana Amra Dapo mediada la temporada fue un punto de inflexión. “Si hubiera estado al principio nos hubiese ayudado mucho”. La croata fue una de las cinco jugadores que llevaron el peso del equipo, junto a Montse Gilabert, Sara Gómez, Salomé García y Amy Syll. Promediaron más de 30 minutos en pista. Pero otras como Alejandra Nogueira,  Marta Carregal  o Míriam García dieron un paso al frente esta temporada según el técnico. “Jugaron minutos de más de calidad y más responsabilidad”. Cuatro júniors también  se hicieron su hueco. Son Sofía Mallo, Camila Duarte, Lorena Castro y Antía Varela, estas dos últimas seguirán siendo júniors la próxima temporada. “Hemos mejorado en la calidad del tiempo que han jugado. Pero aún debemos conseguir que den un pasito más, que sean más regulares en su anotación”.


Rubén Domínguez seguirá entrenando a las jugadoras las próximas semanas en trabajo de postemporada. Tanto Amy Syll como Amra Dapo se marchan esta semana, mientras que Salomé García lo hará a final de mes.

diariodearousa.com