Girona, Salamanca, selección U18… Miguel Ángel Ortega convierte su temporada 15-16 en una maratón de experiencias conviviendo con naturalidad entre el baloncesto de élite profesional con el de formación.

“Cuando ves tanta ilusión, tantas ganas de enfundarse la camiseta de España y salir a competir, cuando percibes tanta ambición por mejorar, es imposible no contagiarse. Llego a la U18 tras una temporada larga, densa, pero lo hago con máxima energía”. Habla Miguel Ángel Ortega, campeón de la Liga Femenina al frente de Perfumerías y ahora convertido en seleccionador U18 formando parte de ese grupo de técnicos expertos y talentosos al frente de nuestras jóvenes talentos. Desde el Área Deportiva se apuesta por la experiencia al servicio de la juventud, por el conocimiento del oficio para transmitir a estas jugadoras, promesas del futuro, los aspectos fundamentales que les pueda servir de forma inmediata y a largo plazo.

“España siempre compite por lo máximo, esa es una realidad que ha vivido el baloncesto femenino español desde hace muchos años, con lo cual el aspecto de ambición competitiva se mantiene igual en esta selección o en un equipo de Liga Femenina. Pero siempre hay un componente añadido formativo con lo que hemos de ser capaces de hacer convivir las dos vertientes”. Miguel Ángel Ortega es, por encima de todo, entrenador de baloncesto y esa condición abarca la capacidad para “construir juego” en todas las categorías independientemente del nivel, el sexo o la edad.

“Estamos justo al principio de la preparación, poniendo los primeros cimientos aunque pese a que algunas jugadora se incorpora por primera vez, tenemos la ventaja de que el grupo se conoce bien porque desde la U16 ya llevan compitiendo juntas”, afirma el seleccionador. Este fin de semana, primeras pruebas en el Torneo de Leganés ante Holanda, República Checa y Rusia.

FEB